4 de enero de 2009

No habìa WI FI en la ruta...

Hoy es nuestro segundo día en Río Grande. Podemos actualizar el Blog para contarles un poco de esta aventura de más 3000 kilómetros, poca radio y mucho cielo

Este es un recorte del viaje, salimos el 30 de diciembre - desde Neuquén y La Plata -, el 31 desde Azul en la kombi y llegamos el 03 de enero de 2009 a Río Grande. Nos tomamos dos años para hacer el viaje, parecieron cuatro días, pero las fechas no me dejan mentir.

La Previa

Primero con la VTV luchada y que al fin conseguirmos.

Revisando el agua de la Bateria!!! Tanto había hablado Leo en el trabajo de la Batería que le entró la duda.


El aguante de los amigos de Leo en La Plata. Massita Massimino, Volpo, Taylor y Fito. En la foto faltan Mariano Pela López y Corrientes Pora, otros grossos.


En el camino

El punto de encuentro: Azul. La kombi llegó antes que el micro y desde entonces enfrentando el viento.

Comienzo del 2009

Esta es la mañana del 1ero de enero de 2009 a unos 100 kilómetros de Viedma el silencio era tal que escuchábamos solo los zumbidos de nuestros propios oídos.

Desde la salida de San Antonio Oeste compartimos viaje con la tripulación de la Ballenita sureña.


Íbamos parando para ajustar las combis y cargando en las estaciones de servicio. La foto revela a la Patagonia en ruta.

Llegamos al encuentro de la familia de la Ballenita, todos de muy buen humor, al calor de este sector de Chubut y con el cordero a la parrilla. Por la tarde nos despedimos de ellos y retomamos la Ruta 3.

Un poco de ruta Patagonia tenía que conquistar... justo un momento en el que el copiloto estaba despierto....

Última ciudad continental Dormimos en una estación de servicio en Río Gallegos entre camiones que se reunieron porque la Aduana tenía asueto y debían esperar hasta el lunes.

En otro país

Hicimos los trámites aduaneros e ingresamos a Chile, Leo lamentó que no nos pidieran la VTV que tanto le costó conseguir. Me di cuenta de que no sabía cual es la reversa luego de que un gendarme me ofreció acercar la combi a la oficina. No rompí la palanca de cambios y bombeé el pedal del acelerador como siempre me dice Leo que tengo que hacer cuando el motor necesita estabilizar el rum rum.

Estrecho de Magallanes

Aquí estamos del lado continental del Estrecho de Magallanes, el color verde y las algas son el suelo del faro y de los autos que se preparan a abordar la barcaza para atravesar el agua. Sentimos el viento y yo el comienzo del fin del viaje... por eso me apague un poco y le protesté a Leo ¿para que quería una foto de otros autos subiendo al transporte marítimo?. Pero ya sobre el barco, en medio del agua y con la kombi trasladandose volví a sentir que estábamos todavía en ruta.


La barcaza "Patagonia" se acerca para que nos embarquemos

Un tripulante más: el Grillo.

Desde el otro lado. Luego de las toninas que saltaban y emocionaron a Leo, cruzamos y nos detuvimos a almorzar frente al Estrecho dentro de la Kombi.

Río Grande
No habían pasado 4 sino 6 años desde el último viaje de Leo, así es que podría decirse que el Grillo nuevamente nos llevó a conocer a los dos nuevos lugares, rutas y sabores. Los tres lanzándonos a lo desconocido y haciendonós buena compañía. Los papás de Leo nos ofrecieron cordero asado y así finalizamos el último día de viaje, cansados pero felices.

La kombi vista desde el dormitorio del joven Leo que vivía en esta ciudad, conquistaba muchachas del sur y ganaba todos los partidos de Voley cuando tenía unos años menos.
Síntesis

En este viaje, en los de la Autovia 2, en los paseos cerca de La Plata... en todos estrenamos kilómetros, asfaltos y tomamos mates, charlamos, reímos y buscamos a un posible kombinauta en la ruta.
En las palabras de Leo "¡Tripulamos una nave!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

que grande el grillo ,las cosas que nos vas a contar cuando vuelvas a compudata ,espero que la pasen joya ,difrutalo mucho un abrazo,christian.

M@rcelo dijo...

Que lindo verlos a los tres!!! Que viaje!!! felicitaciones por el espíritu!!! que no decaiga!!! Vamos ese Grillo!!

Un abrazo grande

Anónimo dijo...

Hola chicos. Aguante el sur y aguante Grillo. Y las ganas que le ponen a la vida. Me alegro por la concreción de este viaje y de que lo estén disfrutando a pleno. La historia de Grillo fue determinante para que mi cabeza se empape de combis y decidirme por la compra de una. Los saludo desde Berisso, en un día muy especial: acabo de recibir una llamada de quien me acepta la oferta para venderme la Combi VW '84. Ya nos cruzaremos en el mundo de las combis. Saludos y que siga el disfrute. Buen año. Marcelo.

Anónimo dijo...

che...nos quedamos cortos con el premio que te dimos....


los muchachos del LAIA

Anónimo dijo...

Si Taylor se quedo corto...

Chiste facil

Anónimo dijo...

mucha suerte a la vuelta y que no te pase nada.

Mario Torres (compudata)

Julio De Cristófaro dijo...

Que tal. Los felicito por los comentarios y fotos del viaje. Un saludo. Julio

Enrique Brambati dijo...

Bien la kombi, yo tengo una hace 6 años y estoy enamorado de ellas, la verdad nunca me animé a un viaje tan largo ( sí Córdoba o la costa) Te felicito por tu máquina, se la ve joya.
Algún día voy a sumarme a algun encuentro solokombis y tal vez nos veamos.
Un abrazo

Buscar en el Blog